Manual
para viajeras
Consultoría
de viajes
Planifica tu
vuelta al mundo
Cursos y
Conferencias
Felicitaciones Nuestro Éxito Turismo y Género
fondo
::: MANUAL PARA VIAJERAS :::
::: Reflexiones :::
::: Consejos para viajar sin sorpresas :::
2.2 Vestimenta

::: Equipaje :::

::: Seguridad :::

::: Las pautas de conducta :::

::: Salud :::

::: Dinero :::

::: ¿Vas sola o acompañada? :::
3.1 Viajar sola

::: El machismo en algunas culturas :::

::: Destinos: cómo actuar en cada región :::

6.5 Sur de Asia

6.17 Antiguas repúblicas soviéticas

::: Reflexiones :::

En mi viaje alrededor del mundo me di cuenta de que, curiosamente, las mujeres viajamos en solitario y de forma independiente en mayor medida que los hombres. Una de las razones es porque, en general, nos gusta compartir experiencias culturales y también entrar  en contacto con estilos de vida completamente distintos al nuestro. Asimismo,  la mayoría de mujeres buscamos mucha información y utilizamos todos los recursos a nuestro alcance para definir con precisión lo que deseamos hacer en nuestros viajes. Ahora más que nunca es importante que aquéllas que nos atrevemos a vivir una aventura seamos capaces de visitar el más remoto de los rincones del planeta de una forma segura y responsable, sin quedar indefensas ante actitudes culturales, sociales o religiosas que puedan ser discriminatorias.

La premisa que sostiene que la probabilidad de éxito de cualquier viaje depende de la información recabada y de la preparación de todas sus etapas, es completamente acertada. Si conocemos, entre otras cosas, la manera de vestir de la gente del lugar o cómo debemos interactuar con ellos, más fructífera será nuestra aventura.
::: Consejos para viajar sin sorpresas :::

:: Las reglas de oro

-Prepararse para viajar implica, entre otras cosas, tener una actitud y una predisposición mental particulares. Por ello, ten en cuenta que conviene ser flexible y que debes reforzar la confianza en ti misma.

-Acércate a viajeros que hayan vivido experiencias similares o afines a las que te propones. Te aportarán buenos consejos y te transmitirán confianza. ¡Si además son mujeres, más cosas en común tendréis!

-Una de las reglas de oro, especialmente si viajas sola, es actuar con seguridad allá donde vayas. No evites una simple mirada ni seas tímida en un país extranjero.

Estudia el mapa de calles anticipadamente para no tener que preguntar demasiado y para no sentirte perdida. Infórmate también sobre la cultura de la región a donde viajas.

Actuar como si supieras adónde vas proporciona más seguridad. Piensa que los mapas son uno de los indicadores del «típico turista». Utilízalos de vez en cuando sin llevarlos constantemente en la mano.

-A la hora de trasladarte en transporte público, intenta siempre rodearte o estar cerca de otras mujeres.

-Si das un paseo con alguien que acabas de conocer, procura dejar una nota en la habitación indicando adónde y con quién vas, así como todas las referencias de tu acompañante. Aunque seguramente no te pasará nada, en caso de que se presente cualquier imprevisto o si te tuvieran que localizar, ¡sabrán por dónde empezar a hacerlo!

-Trabaja y observa desde el momento en que subes al avión: averigua quién es del país al que te diriges y analiza cómo van vestidos y cómo actúan.

-Una vez que consigas alojamiento, mantén siempre en tu poder una tarjeta del hotel. Podrías olvidarte de su nombre o simplemente tu pronunciación o escritura en la lengua del lugar no ser correctas. Llevando contigo la tarjeta del hotel, evitarás todo tipo de confusiones.

-En algunas culturas machistas, la invención de un marido te ahorrará situaciones molestas. Quizás te convenga llevar un anillo de prometida o de casada, pero…
¡consulta en dónde has de ponértelo, ya que en cada país es en un dedo distinto!

-Si visitas países islámicos, ten en cuenta que el viernes no es el mejor día para hacer gestiones. Algunos comercios cierran todo el día y otros cesan su actividad durante un largo intervalo.

 

:: Vestimenta

 

-No sobrecargues la maleta. Si necesitas algo, en muchos países podrás comprar la ropa muy barata. Las compras durante el trayecto también te servirán para adaptarte a las costumbres de la gente del lugar, ya que vestirás como ellos.

-Independientemente del lugar adonde viajes, viste con modestia. Si has de desenvolverte en una sociedad conservadora donde la religión y las creencias juegan un papel importante, no infrinjas sus reglas de convivencia.

-La ropa con colores de la gama del negro, del marrón y del blanco es más fácil de combinar. Además, las tonalidades oscuras ayudan a disimular la suciedad.

-Aunque en los capítulos posteriores se explican los códigos de vestimenta apropiados para cada región, conviene saber, para no obsesionarte con esto, que son pocos los países islámicos en los que obligatoriamente vas a tener que cubrirte la cabeza.

Las faldas largas te permitirán pasar más desapercibida sobre todo en regiones islámicas o del sudeste asiático, donde no es de buen gusto mostrar algunas partes del cuerpo. Este consejo es prácticamente imperativo si se trata de zonas donde la población está poco acostumbrada al turismo.

::: Equipaje :::

-Es aconsejable que el equipaje de mano sea una mochila. Aunque lo habitual es  cargarla en la espalda, es conveniente llevarla delante.

-Olvídate de las maletas grandes. Además de correr el riesgo de irlas llenando, podría suceder que no cupieran en las taquillas de algunas estaciones o de los albergues.

-Evita cargar objetos que muestren a simple vista que eres la típica turista. No hace falta ir enseñando la cámara fotográfica. Sólo muéstrala cuando vayas a tomar la foto. ¡La riñonera también es un clásico identificador de turistas!

::: Seguridad :::

::: Las pautas de conducta :::

Cada país tiene sus propias costumbres, a las que tendrás que adaptarte si quieres hacer más agradable tu aventura. Por ejemplo, en muchas partes del mundo, el principal rol de la mujer todavía está vinculado a las tareas domésticas. En cualquier caso, es importante ser respetuosas con las diferencias culturales y, si crees que no vas a poder soportar algunas actitudes, lo más recomendable es simplemente cambiar de destino. Si eres una viajera de ésas que lo quiere ver todo, la única solución pasa por una buena predisposición a abrir la mente para comprender otras culturas distintas a la tuya, sin olvidar que… ¡lo más importante es que te sientas cómoda allá donde estés!

Evita en todo momento llamar la atención. Anteriormente ya comentamos la importancia de imitar el modo de vestir de los lugareños, pero no hay que olvidar que también puede ser una buena prevención actuar como ellos. Por ello, si por ejemplo en la India los hombres no acostumbran a dar la mano a las mujeres, familiarízate con la forma en la que colocan las palmas de las manos juntas para saludarte. Cuando te percates en muchas regiones que los hombres se sientan separados de las mujeres a la hora de comer, respeta esa costumbre.

::: Salud :::

-Ya que muchas veces visitarás países subdesarrollados en los que puede ser difícil o excesivamente caro conseguir tampones y compresas, aprovisiónate antes de empezar el viaje.

-Lávate las manos tanto como puedas. Esto es de obligado cumplimiento antes de las comidas, al levantarte, antes de cocinar, después de ir al baño y antes de acostarte.

-Andar con los pies descalzos puede resultar muy cómodo, pero también corres el riesgo de contraer enfermedades en áreas subtropicales, como la que provocan lgunas lombrices que se introducen en las plantas de los pies.

-Cuando empieces un viaje, procura cortarte bien las uñas, ya que se trata de una zona sensible a la acumulación de microbios.

-Cuando prepares el botiquín, guarda siempre la caja y el prospecto de los medicamentos. Controlarás su caducidad y dispondrás de toda la información sobre su uso. Además, cuando visites países en los que las restricciones sobre drogas sean mayores, lo podrás utilizar como justificante en las aduanas.

-Más recomendaciones en el libro…

:::Dinero :::

-En las fronteras de países pobres, como puede ser por ejemplo en el continente  africano, limita la cantidad de dinero que llevas encima. En las aduanas, una cantidad  que para ti puede resultar prudente, para ellos puede significar mucho dinero. Es recomendable llevar importes inferiores a 2.000 euros para evitar demasiadas preguntas. Asimismo, conviene que uses la moneda local, ya que, en algunos lugares y con determinadas cantidades, te exigirán rellenar muchos formularios y te expondrás a posibles estafas.

-Administra el dinero en función de la duración del viaje, pero siempre deja un margen disponible para poder hacer frente a las tasas de salida que en algunos aeropuertos son obligatorias, y que no suelen exceder los 30 dólares.

-Cuando viajes a regiones subdesarrolladas, pregunta en qué poblados de tu  itinerario encontrarás cajeros automáticos. No olvides que en muchas poblaciones no es fácil dar con ellos, y eso puede llegar a acarrearte problemas con tus fondos disponibles.

-No es recomendable cambiar divisa en el mercado negro. Si optaras por esta alternativa, hazlo durante el día, asegúrate de que no haya vigilancia policial y ten presente cuál es el tipo de cambio que deberían aplicar según el mercado oficial, ya que puede llegar a ser un 70 % más caro.

-Revisa los billetes que caen en tu poder y compáralos entre sí.

En muchos países, la falsificación de moneda es muy habitual, por lo que si no estás acostumbrada a los billetes, también podrías ser víctima de una estafa.

::: ¿Vas sola? :::

:: Viajar sola

-Tendrás más oportunidades de conocer gente si aprendes la lengua del lugar al que viajas o si, al menos, memorizas algunas palabras o frases a las que puedas recurrir en múltiples situaciones. Despertarás más de una sonrisa y podrás integrarte mucho mejor. Asimismo, si tienes previsto permanecer varios meses en el mismo lugar, aprovecha para apuntarte a alguna actividad que te interese.
De esta forma, tendrás más oportunidades para relacionarte con otras personas.

-Viajar sola podría parecer más complicado que hacerlo acompañada.

Sueles llamar más la atención y no puedes compartir con alguien de confianza la ilusión de los buenos momentos o el desánimo ante imprevistos desafortunados. Sin mbargo, tenemos que ser prácticas: no estarás más segura ni correrás menos riesgos por el simple hecho de viajar acompañada, así que, aunque tengas miedo, ¡atrévete igualmente!

-Por propia experiencia puedo aseguraros que cuando mantienes una actitud humilde  y abierta en un viaje en solitario por una región exótica en la que tú eres la que llama la atención, ¡la probabilidad de conocer a alguien interesante es muy elevada!

¡Aunque creas que has encontrado al hombre de tu vida, tómate un tiempo para reflexionar! En estos casos, es importante investigar sobre sus costumbres e incluso sobre la Legislación relacionada con el matrimonio, la vivienda, los divorcios, la manutención de los hijos, etc. Todos estos aspectos varían mucho de un país a otro.

Por ejemplo, en algunas regiones islámicas todavía se aplica la ley sharia y la poligamia es habitual.

-Hay albergues juveniles en los que, aunque tengas que compartir habitación, te ofrecen la posibilidad de que no sean de uso mixto. Incluso se están poniendo de moda albergues en los que toda una planta es de uso exclusivo para la viajera, mientras que «se veta» el acceso masculino. ¡Recuerda que existen!

-Ten presente otras recomendaciones incluidas en el libro.

::: Destinos: cómo actuar en cada región :::

En el siguiente apartado encontrarás un mini resumen de algunos consejos para Mujeres, clasificados por países, que están incluidos en El manual para viajeras.

:: Australia y el Pacífico

Consulta el libro para Australia y el Pacífico.

:: América Central

Durante los últimos años, América Central ha experimentado una considerable y progresiva apertura al turismo. Un caso prototípico es, por ejemplo, el de Costa Rica . Acostumbra a recibir turismo sobre todo de Estados Unidos y, al tratarse de un país con una infraestructura aceptable y con una actitud amigable para con los extranjeros, puede ser un buen destino para viajeras independientes.

También cabe destacar a Guatemala como destino interesante, con una población sociable que aglutina a varios grupos étnicos ello garantiza, sin duda, una estancia placentera. Aún así, no hay que dejar de tomar algunas precauciones debido a la violencia que impera sobre todo en la capital. Las mujeres también debemos prestar atención a los servicios de vigilancia cuando se practica el trekking en la selva tropical del parque nacional de Tikal y en el volcán Pacaya.

En El Salvador debemos mantener las precauciones habituales, ya que suelen producirse asaltos en las áreas rurales poco pobladas y en la capital. Ten en cuenta la época del año en la que viajas a este país, puesto que la temporada de huracanes en el Atlántico comienza a principios de junio y suele finalizar en noviembre. Por otra parte, el recuerdo de la cercana guerra civil que azotó a El Salvador incide negativamente en el turismo y mucha gente todavía no se atreve a viajar por esta región. Por lo tanto, en caso de que te animes a visitarla, no esperes encontrar muchos viajeros que puedan acompañarte a lo largo de tu recorrido.

Si lo que necesitas es estar rodeada de gente de cualquier parte del mundo, Honduras o Nicaragua pueden ser la alternativa ideal, donde además podrás disfrutar de sus islas tropicales. Pese a que se trata de destinos en los que persiste el riesgo de sufrir un asalto, en ambos casos puedes tener la oportunidad de disfrutar en temporada alta, del ambiente mochilero. En cualquier caso, ten presente que en los municipios de Siuna, Rosita y Bonanza, en Nicaragua; o Tegucigalpa y San Pedro Sula, en Honduras, operan grupos armados.

Por lo que respecta a la cuestión sanitaria,… …(¡consulta el libro!)

:: América del Sur

En Bolivia, lo primero que hay que saber es que más del 50 % de la población del país es indígena, así que te resultará bastante difícil pasar desapercibida. Por ello, es aconsejable dejar para otra ocasión tanto los paseos nocturnos como las caminatas en solitario, sobretodo en la jungla. Recuerda también que la oferta de vuelos internos es escasa, lo que implica que resulte imprescindible recurrir en muchos casos al transporte por carretera para poder llegar a todos los rincones del país.

Todo lo contrario sucede en Brasil. En este caso, lo que se necesita es mucho tiempo para poder visitarlo con cierto detenimiento. Lugares turísticos como Pantanal, Río de Janeiro, Salvador de Bahía o Manaus (en la Amazonia) son de fácil acceso gracias a los vuelos internos que ofrecen distintas compañías, entre las que destaca GOL. El aspecto más preocupante puede ser el económico, ya que no se trata de un destino especialmente barato, sobre todo cuando se viaja durante la temporada alta.

Se suele asociar a Brasil con el libertinaje sexual. Aunque es cierto que, en la mayoría de casos, su concepto de fidelidad dista mucho de lo que se podría atribuir a una actitud más conservadora, su forma de cortejar a una viajera extranjera siempre es atenta y educada. Por otra parte, aunque predomina la tendencia de que la forma de vestir se impregne de un marcado culto al cuerpo, entre otras razones por su agradable temperatura durante la mayor parte del año, no está bien visto hacer topless. Para la mayor parte de la población, ¡no es lo mismo un minibikini o un tanga que enseñarlo todo!

En mi opinión, Chile y Argentina son dos de los países de América del Sur por los que resulta más fácil viajar, gracias a infraestructuras en condiciones aceptables, a su gente amable y a la relativa peligrosidad de la región. Percibirás que los chilenos son extrovertidos y muestran cierto interés por las viajeras, aunque de una forma mucho más discreta que, por ejemplo, los brasileños. En las regiones del sur de Chile, como Puerto Natales o Puerto Montt, la gente joven disfruta mucho saliendo de fiesta y bebiendo un licor alcohólico llamado pisco. Cuando salgas con autóctonos, controla la cantidad de esta bebida que ingieres o… ¡sufrirás al día siguiente síntomas parecidos a los del jet-lag!

En Argentina, la relación entre el precio (mientras su moneda siga devaluada) y la calidad del servicio es excepcional. Tal y como sucede con su país vecino, resulta relativamente cómodo y fácil viajar por la vasta y dispar región que comprende. Reserva suficiente tiempo para recorrerla y, aunque nunca podemos garantizar al ciento por ciento nuestra seguridad en ningún lugar del mundo, no es necesario obsesionarse con este tema. Si tienes intención de pasar una larga temporada en Buenos Aires, es recomendable que te proveas de ropa moderna y elegante, ya que enseguida percibirás que los porteños cuidan mucho la imagen.

Muy a menudo escuchamos comentarios sobre Colombia en relación con los secuestros que tienen lugar en este país. Es cierto que persisten los conflictos armados y que cada año se registra algún desaparecido extranjero. Pese a todo esto, no deja de ser interesante aventurarse para conocer esta región. En los últimos años gracias a la actividad de grupos de acción de las fuerzas militares en defensa de la libertad personal no sólo se están desarticulando bandas guerrilleras, sino que también se ha ayudado a promover un turismo interior resultado de la seguridad de desplazarse por las carreteras principales. Aunque pueden resultar incómodos, cada vez que viajas en los autobuses intermunicipales o en sus típicas chivas, los controles militares en las rutas (¡entre otras, porque al principio si no vas advertido, el susto de confundirlos con la guerrilla es probable!) Colombia tiene casi el mismo nivel de dificultad para la viajera independiente que cualquier otra ruta por Sudamérica, en conclusión: ¡He recorrido  sola Colombia y he tenido muy buena experiencia!

Otros núcleos próximos en los que hay que prestar una atención especial a la seguridad personal se encuentran en Venezuela (República Bolivariana de Venezuela), especialmente en las grandes ciudades como Caracas, Maracaibo y Maracay, o en las poblaciones cercanas a la frontera con Colombia.

Demos un pequeño salto y acerquémonos ahora a otro país bien distinto: Ecuador. Su reducido tamaño permite recorrerlo con relativa facilidad. No obstante, pese a sus dimensiones, ofrece una variada oferta turística: desde parajes selváticos hasta atractivas playas, sin olvidar las imperdibles islas Galápagos. Aunque nunca hay que bajar la guardia ni relajarse demasiado, tampoco hay que tomar ninguna medida excepcional.

Por último, en Perú, las regiones cuya visita son más recomendables se encuentran en las afueras de la capital y en las zonas rurales. Allí podrás, además, relajarte un poco más, puesto que la criminalidad disminuye a medida que nos alejamos de Lima. Los peruanos son educados y afables. Como buenos latinos, tienen claro cómo conquistarte y te colmarán de atenciones si les atraes.

:: América del Norte

México es un país con gran afluencia turística, pero todavía presenta cierto descontrol e inseguridad. La criminalidad no se limita sólo a pequeños hurtos, sino que, tal y como también sucede en otras grandes ciudades de Brasil o Perú, se corre el riesgo de sufrir lo que se conoce como un «secuestro exprés».

Una vez hechas todas estas advertencias, también debo decir que, después de viajar sola en diversas ocasiones a México, no he padecido ninguna de estas situaciones desagradables. Asimismo, muchos de mis amigos mexicanos «chilangos» que han vivido siempre en Ciudad de México, tampoco han padecido experiencias desafortunadas. Conviene conocer la existencia y la magnitud del riesgo para estar preparada y para tomar las debidas precauciones durante el viaje, pero no es necesario dramatizar en exceso. Aunque podemos viajar solas, en México nos sentiremos más tranquilas si permanecemos cerca de un amigo mexicano o de un compañero de viaje.

Lo primero que conviene hacer cuando se tiene previsto viajar a Estados Unidos es contratar un buen seguro médico. Aunque la sanidad es de muy buena calidad, el principal sistema sanitario estadounidense no es público, por lo que cualquier urgencia que requiera asistencia médica puede conllevar un coste superior a los 500 euros.

La nueva modalidad de prevención antiterrorista en algunas ciudades americanas (como, por ejemplo, en Boston) consiste en controles in situ de tus pertenencias en transportes públicos como el metro. Por ello, acostúmbrate a llevar identificación y presta atención a lo que contiene tu bolso. Asimismo, sé discreta con las opiniones políticas o religiosas en tus conversaciones, ya que podrías dar con gente extremadamente susceptible ante temas como el patriotismo u otros relacionados con su país.

:: Sur de Asia

Bangla Desh, pese al trato afable con la gente del lugar, ten presente que la cultura islámica es la predominante, por lo que es probable que no comprendan algunas actitudes. Por ejemplo, les puede resultar difícil de entender que viajes sola o, si vas acompañada por un hombre, que éste no sea tu marido.

Otro destino interesante en el sur de Asia es Nepal. Sin embargo, algunos gobiernos no aconsejan viajar por esta región, especialmente por los distritos nepalíes de Jajarkot, Kalikot, Rolpa y Rukum, donde los combates entre las fuerzas armadas y la guerrilla naxalita antiimperialista son frecuentes. Pese a estas advertencias, las viajeras continuamos recorriendo Nepal atraídas por la belleza natural de sus numerosos valles y pequeñas cuencas. En el valle de Katmandú me recomendaron no hacer trekking en solitario o con grupos  muy reducidos, ya que en algunos caminos populares suelen actuar grupos de extorsión.

La India puede presentar algunas dificultades no sólo por el hecho de que se llama la atención al viajar con un grupo de amigas o sola, sino también porque requiere de cierta preparación psicológica.

Se trata de una región de contrastes impactantes. Al tratarse de una cultura mucho más tradicional que la nuestra, una vez más, es recomendable la prudencia en la forma de vestir, evitando los pantalones cortos y ajustados, las minifaldas, o mostrar los hombros desnudos o un escote demasiado provocativo. …¡más detalles en las páginas del manual!

Una vez que conozcas la India, Sri Lanka te resultará mucho más fácil de recorrer. En las zonas costeras como Sigiriya, el desarrollo turístico es de tal magnitud que, aunque sí que supone facilitarnos el viaje tiene como contrapartida la pérdida del encanto del lugar.

Afganistán es un destino muy poco recomendable debido al elevado número de secuestros y asesinatos que registra, entre otros motivos porque el control de las autoridades para mantener el orden es bastante deficiente.

En Pakistán, la seguridad es prácticamente nula e inestable. Hay zonas vetadas a los extranjeros y otras que, aunque no se impide el acceso, presentan un alto índice de secuestros. La mayoría de viajeras que han estado en Pakistán coinciden al afirmar que para conseguir una mayor aceptación convenía comprar la ropa típica: shalwar kameez de las pakistaníes, que incluye túnica y pantalones. La mayoría de las mujeres sólo dejan al descubierto la cara o los ojos y, excepto en las grandes ciudades, es difícil encontrarlas paseando fuera de su entorno. Si vas, con el cuerpo completamente tapado y evitando en lo posible las actitudes occidentales, podrás integrarte mejor.

:: Norte de Asia

 

Aunque China está cada vez más abierta al mundo y cuida mejor al turismo (es representativo que en algunas ciudades hayan carteles traducidos al inglés o puntos de información para atender a los extranjeros), continúa siendo un destino que presenta algunas dificultades.

¡Sigue leyendo el libro y te darás cuenta de qué tipo de viaje necesitarás organizar, qué duración tendrá y qué dificultad representará!

En Japón la mayor preocupación consiste en memorizar algunos de los protocolos característicos de su cultura, cosa que cualquier japonés sabrá apreciar. Japón tiene fama de ser un país poco violento sin embargo, ocasionalmente se pueden producir algunos altercados en los transportes públicos, como por ejemplo situaciones de acoso a alguna mujer aprovechando el tumulto de gente. Por este motivo, algunas líneas de metro han incorporado vagones para uso exclusivo del sexo femenino. Tómatelo como algo anecdótico y disfruta de las ciudades de este país.

Para el caso de Mongolia no son necesarias advertencias especiales para las viajeras, más allá de cierta precaución con los carteristas en la ciudad de Ulan Bator. Los mongoles son gente muy hospitalaria y, pese a que no se trata de un destino típicamente turístico, siempre puedes encontrarte con viajeras procedentes de Israel, Japón e incluso de algún país europeo o de Estados Unidos.

:: Sudeste asiático

Ante un escenario salpicado de pequeñas islas y extensos archipiélagos, resulta complejo concretar qué territorios ofrecen más comodidades para recorrerlos. La situación es muy diferente entre zonas de Indonesia como, por ejemplo, Bali o Lombok, donde la población está muy acostumbrada al turismo; que Sulawesi o Maluku, donde es habitual la inestabilidad política. Más detalles en el Manual para viajeras

Filipinas es uno de los pocos países del sudeste asiático donde la religión más extendida es el catolicismo. Conviene preguntar en el consulado para estar informada de las zonas del país en las que se dan conflictos armados. Pese al pesimismo reinante, la mayoría de viajeras consultadas, afirman tener buenos recuerdos de las experiencias vividas en Filipinas.

En Tailandia, aunque están muy habituados al turismo y se trata de uno de los países más "cómodos" de esta región, toma algunas precauciones si no tienes mucha experiencia como mochilera. Algunas viajeras me advirtieron sobre el uso de drogas en las bebidas en la zona de Ko Pha Ngan. En el sur se registra cierta inestabilidad política y la posibilidad de atentados terroristas.

Más regiones como Singapur y Malasia en el libro…

:: Indochina

Con una infraestructura turística cada vez más desarrollada, Vietnam es uno de los países más asequibles y tranquilos a la hora de viajar de forma independiente. No sólo es cómodo desplazarse por la región sin demasiadas complicaciones, sino que también se agradece la simpatía natural de sus habitantes y la excepcional calidad de los servicios a disposición del turista.

Laos , pese a ser menos visitado que Tailandia o Vietnam, recibe la influencia de estos países y poco a poco abre sus puertas a viajeros de todo el mundo. No obstante, no es lo mismo recorrer la ciudad de Luang Prabang o visitar las tribus del norte y otras áreas rurales.

No es necesario tomar ninguna medida especial para salvaguardar la integridad personal, pero sé respetuosa y cuida tu forma de vestir, especialmente en aquellas zonas donde el budismo u otros cultos religiosos tienen una fuerte incidencia en las costumbres de la población.

En Camboya, si recorres la ruta típica entre las ciudades de Phnom Penh y Siem Reap para visitar la antigua capital de los khmer, Angkor, la advertencia más importante que hay que tener en cuenta se debe a la posibilidad de robo en caso de descuido.

:: Norte de África

Pese a la mala fama de Marruecos como destino turístico para una viajera en solitario, no se trata de una región demasiado incómoda si te informas un poco antes de emprender el viaje. Es cierto que una mujer que viaje sola tiene que escuchar todo tipo de comentarios y aguantar miradas persistentes. Sin embargo, con un poco de paciencia y teniendo siempre presente que esas actitudes forman parte de su cultura, te resultará más llevadero. También es recomendable vestir con prudencia, puesto que al tratarse de un país musulmán, conviene pasar todo lo desapercibida posible. En Marruecos tampoco es necesario ser demasiado conservadora en el porte. Por ejemplo, el uso del pañuelo en la cabeza no se hace indispensable si no visitas lugares religiosos.

Al ser Egipto uno de los lugares más turísticos del mundo, es posible encontrar hábitos de todo tipo con un grado de aceptación bastante alto por parte de la población.

No obstante, conviene ser respetuosa con las costumbres y creencias de este pueblo, y en consecuencia es preferible, por ejemplo, no usar minifalda. Viste de forma conservadora y aprovecha la «infraestructura» de servicios que se brinda a la mujer. Por ejemplo, en el metro de El Cairo hay vagones de uso exclusivo para mujeres. Más en el manual…

:: Este de África

Pese a que cuando se viaja por libre las posibilidades de mezclarte con los autóctonos se incrementan y la visión que puedes hacerte de la región se amplía, también es cierto que en algunos territorios es preferible contratar algún tipo de viaje organizado. En el caso de Kenya, resulta prácticamente imposible organizar un safari de forma independiente debido a que es imprescindible desplazarse con vehículos apropiados. Asimismo, si te animas a probar el sistema de transporte de minibús, llamado matatu, sujeta bien tu mochila.

Otro de los destinos preferidos del este de África es Tanzania, por sus paisajes adornados por las montañas más altas del continente, por sus espectaculares lagos y por todos esos rincones tan renombrados como los parques nacionales del Kilimanjaro y de Serengeti. Esta región está tan habituada al turismo que… ¡los precios también se han contagiado! La masificación de safaris y de gente procedente de cualquier lugar del mundo ofrece como contrapartida la ventaja de una mayor seguridad, aspecto que será más difícil encontrar en otras partes del continente africano. Por otra parte, Tanzania tiene un gran porcentaje de población musulmana, por lo que podrás presenciar cierta discriminación hacia las mujeres tanzanas y, por ende, hacia las occidentales. También se comenta que el riesgo de ser víctima de una agresión sexual aumenta entre las extranjeras.

En los estados insulares de Madagascar, Mauricio o Seychelles y en el departamento francés de la isla de Reunión, los índices de criminalidad son bajos en comparación con otras regiones de África. La mayoría de incidentes que se registran en relación con el turismo no van más allá de pequeños hurtos.

Más países y consejos detallados en el Manual…

:: África Austral, Oeste de África y África Central

Uno de los atractivos de Malí es la posibilidad de entrar en contacto con la cultura dogon y conocer sus casas de barro o, en particular, su famosa mezquita. No obstante, en algunas zonas y ciudades como Bamako o Mopti abundan los robos. Además, un gran número de viajeros afirma que resulta tedioso el reclamo constante de dinero o que los guías locales esporádicos ofrezcan servicios de visitas a precios poco razonables. La frontera oeste con Mauritania y la región fronteriza con Níger son poco seguras, por lo que conviene evitarlas.

En Ghana es preciso extremar las medidas de seguridad en la ciudad de Cape Coast. Los ghaneses tienen fama de ser cariñosos y gustar del contacto físico con las mujeres occidentales, cosa que no hacen con las locales. Por ello, si te molesta que te agarren del brazo, simplemente  hazles saber que no aprecias su actitud y en la mayoría de casos lo entenderán. Ten en cuenta que en Ghana las viajeras podemos desenvolvernos con bastante tranquilidad, aunque en el norte del país conviene vestir con modestia, ya que predomina la religión musulmana.

El caso de Gambia es similar al de Ghana. Se trata del típico destino turístico repleto de playas perfectas, con gente amable. Aunque los gambianos son gente hospitalaria, respetan algunas normas de la ley sharia, ten presente la importancia de estas costumbres en la vida cotidiana y se precavida en el trato.

Más países en el manual

Te sentirás más protegida en África si te acompaña una persona del lugar y de confianza. Ten presente que ellos conocen de primera mano cuáles son las áreas más seguras, qué precio tiene cada producto o dónde conviene comer, entre otros muchos aspectos. Además, puede serte útil para poder entablar contacto con otros lugareños haciéndote de intérprete y ayudándote a entender su lengua y su cultura.

Es necesario comprender que se trata de sociedades tradicionales, en las que quizás los varones no vean bien que las mujeres actúen con cierta independencia, y entiendan que siempre es mejor ir acompañada de un hombre. En cualquier caso, por el hecho de ser extranjeras, el margen de permisividad puede ser un poco más amplio. Vestir con modestia para romper con el estereotipo occidental, por el que nos catalogan como libertinas (por aquello de que la finalidad de la forma de vestir de la mujer occidental es la de provocar); y conservar un carácter firme frente a «curiosos pesados», aumentarán las probabilidades de éxito de tu travesía. Que no os sorprenda si durante el viaje en alguna ocasión os piden matrimonio.

:: Oriente Medio

De entre todas las recomendaciones para viajar por Oriente Medio, conviene recordar que no hay que usar la mano izquierda, que se debe evitar las muestras de afecto en público, quitarse los zapatos antes de entrar en un lugar y saludar estrechando la mano a todo el mundo aunque se trate de un desconocido. En cualquier caso, también es posible que algunos musulmanes prefieran saludarte tocándose el corazón o, si están en presencia de otras mujeres, que esperen a que lo hagas tú primero. Por otra parte, cuando realices un recorrido que abarque varios países, asegúrate de informarte bien y solicitar con bastante antelación los visados, especialmente si has estado antes en Israel, ya que algunos países no te permitirán la entrada. Ten presente también que en muchas regiones exigen que las mujeres que viajan solas contraten un guía, por lo que quizás te convenga contratar un tour organizado desde tu ciudad de partida. Aunque pueda parecer que las mujeres están más desprotegidas en los países de Oriente Medio, lo cierto es que, al margen de los hostigamientos, los delitos sexuales graves son infrecuentes, puesto que las penas son muy severas.

Si deseas conocer el mundo árabe de forma relajada quizás Dubai,  la «Venecia del Golfo» como la llamaban antiguamente y la ciudad  más poblada de los Emiratos Árabes Unidos, sea el lugar más apropiado. En ella encontrarás más tolerancia que en otros países. Te sorprenderá la mezcla de gente de muy diversa procedencia: europeos, asiáticos e iraníes; así como la inexistencia de altercados o desordenes públicos relevantes: un mundo completamente opuesto al de ciudades como Bagdad o Beirut. Pese a todo, ¡no olvides que continúas en territorio árabe y que sigues siendo mujer!

Más detalles, consejos y países en el capítulo 6 de destinos del libro.

:: El Caribe

Cuando pises por primera vez alguno de estos enclaves caribeños, prepárate para ser el objeto de miradas penetrantes y sostenidas que te desnudarán ipso facto. Comentarios ocurrentes y picarescos también llamarán poderosamente tu atención. Si no te interesa flirtear con desconocidos, utiliza el sentido común y evita situaciones comprometedoras. Asimismo, cuando quieras disfrutar de un poco de tranquilidad y no sentirte «acosada», busca algún tour que te ofrezca la posibilidad de ir acompañada de varones.

Muchas mujeres juntas llaman aún más la atención que una sola. Pese a todo, en la mayoría de ocasiones tan sólo se tratará de muestras de deferencia y todo se quedará en una mirada y algunos piropos.

En el libro más detalles sobre Cuba, República Dominicana, Haití, Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas (Antillas); Belice, Surinam y Guyana y Bahamas…

:: Antiguas repúblicas soviéticas

Mientras que los estados bálticos de Estonia, Lituania y Letonia,  así como Ucrania, no presentan ninguna complicación para la viajera, en otros países de Europa oriental, del Cáucaso y de Asia central, la inestabilidad de algunas zonas aumenta el riesgo a asumir.

Cuando viajes por las antiguas repúblicas soviéticas, no olvides que se trata de una región con una historia bastante "cruda". Por lo tanto, ten en cuenta que quizás te encuentres con algunas actitudes introvertidas y poco sociables, especialmente entre las personas de mayor edad.

 
Para más información contáctenos al teléfono : 00 - 34 - 616831995 o email: sandra@consultoriaviajes.com