Manual
para viajeras
Consultoría
de viajes
Planifica tu
vuelta al mundo
Cursos y
Conferencias
Felicitaciones Nuestro Éxito Turismo y Género
::: PLANIFICA TU VUELTA AL MUNDO :::
PASO 1 ::: Preparación personal para asumir el reto :::
PASO 2 ::: El billete de la vuelta al mundo ::: >ir
PASO 3 ::: El equipaje :::
Normas básicas
Recomendaciones sobre el equipaje
¿Cómo preparar una maleta para estancias de varios meses?
Trucos para optimizar el espacio y conseguir ir bien vestido
PASO 4 ::: Cómo gestionar el dinero :::
Técnicas para ahorrar y controlar el gasto
Trucos para no gastar innecesariamente
PASO 5 ::: Salud :::
Cúrate en salud
1
Seguros para la vuelta al mundo
Recomendaciones saludables
PASO 6 ::: El alojamiento :::
Tipos de alojamiento
Recomendaciones para buscar un buen Youth Hostel
¿Cómo sobrevivir compartiendo habitación con varias personas durante un año?
PASO 7 ::: La información :::
Conocer los países que vas a visitar
::: Preparación personal para asumir el reto :::
::Tomar la decisión de partir

Sacrificar un trabajo, un alquiler o una hipoteca, despedirse de la familia y no dejarse influenciar por las opiniones adversas de los demás son pasos previos imprescindibles para emprender el proyecto de una vuelta al mundo. Probablemente, y según la capacidad personal y de valentía de cada uno, éste es el momento que representa el esfuerzo más grande de preparación personal.

Empecemos con unas preguntas sencillas:

¿Cuántos de vosotros queréis dar la vuelta al mundo pero todavía os encontráis en un punto de indecisión? ¿Qué os impide comprar el billete y empezar a hacer el viaje?

No puedo analizar las respuestas de cada uno, pero sí que os puedo ayudar a reflexionar sobre cuántas de éstas son excusas que se resuelven fácilmente. Si identificáis unas cuantas y realmente deseáis el viaje, ¡empezad a pensar en ello!

La clave está en saber que no se pueden controlar todos los factores externos que nos rodean, y que tan sólo necesitamos nuestra confianza para sentirnos capaces de ejecutar nuestros proyectos y conseguir aquello que nos propongamos.

Volver

:: Reflexiones para cambiar de actitud

Si eres capaz de dejar atrás las preocupaciones, significa que te encuentras en una situación de libertad que te permite actuar con mayor eficacia para llegar a hacer lo que realmente deseas sin dejarte influir por los demás. Muchas veces nos complicamos la vida cuando, de hecho, el camino es simple. Uno de los ejercicios para darte cuenta qué grado de conciencia tienes ante el miedo consiste en averiguar qué te debilita, y tener claro que si consigues ejercitar la seguridad en ti mismo, podrás tomar cualquier tipo de decisión, independientemente de si controlas el entorno o no.

Piensa en aquello que realmente quieres y en cuáles son las motivaciones
para desearlo. Con este ejercicio reafirmarás tu convicción sobre la idea del viaje.

Imponte retos que te supongan hacer un esfuerzo y que representen para ti una incomodidad. Llevar a cabo la vuelta al mundo, visitar y vivir en diferentes países implica romper los esquemas de vida habituales, por lo que es recomendable empezar a entrenar la mente para “salir de la zona de la comodidad y la rutina”, y tomar riesgos saludables que te puedan hacer ver cuánto vales y qué poder interior
tienes. Mediante este ejercicio mental, podrás empezar a conocer la
verdadera vitalidad que posees, y tomarás decisiones que habitualmente ni te cuestionabas. Si te abres a nuevas dimensiones, incluso en la vida cotidiana, te prepararás mejor para tu aventura.

¡Sé optimista: fácil de decir y muy difícil de llevar a la práctica en un mundo donde parece que nos gusta quejarnos por todo! La realidad es que la mayoría de los temores que nos planteamos suelen no tener una base sólida, y que la eficacia del pensamiento positivo es enormemente más productiva para el propósito de viajar que cualquier otro argumento. Por lo tanto, no vale la pena pensar que te puedes poner enfermo durante el viaje, que no encontraras trabajo cuando
vuelvas, que no se cumplirán tus expectativas, etc. En cambio, sí que es importante reforzar aquello que puede ser fantástico: conocer lugares y gente que nunca hubieras imaginado, compartir experiencias vitales únicas, mejorar tu conocimiento de idiomas. Haz el esfuerzo de enunciar afirmaciones optimistas, y verás cómo la argumentación con frases en positivo te abrirá el camino.

Volver

:: Viajar para conocerte

Inmersos en nuestra vida rutinaria, no percibimos que tenemos muchas habilidades potenciales más allá de las ejercidas en la vida profesional o personal de cada día. No nos damos cuenta de que las tenemos porque simplemente no necesitamos hacer un esfuerzo extraordinario cuando estamos acostumbrados a la comodidad. Un viaje de esta duración, en el que compartes infinidad de experiencias con diferentes culturas, a veces incluso muy diferentes a la nuestra, o donde nos ponemos en situaciones límite que ni tan siquiera imaginábamos, nos aporta una nueva visión del mundo que ¡va mucho más allá de nuestro punto de vista preestablecido!

Te recomiendo que hagas el ejercicio de responder con sinceridad a las preguntas que se plantean a continuación y a todas aquellas que se te ocurran, para saber cómo eres en cualquier situación, y descubrir así cuál es tu actitud como viajero. Este ejercicio tiene que aplicarse con mucha más razón si la aventura es en grupo
o en pareja, para cerciorarte si hay suficiente compatibilidad como para ser buenos compañeros de viaje. Responde a las preguntas siguientes y sé consecuente con el análisis de las respuestas. Con esta información te será mucho más fácil plantear el viaje a tu medida:

¿Eres flexible? ¿Te ves capaz de cambiar de horario, de temperaturas, de costumbres y de hábitos alimenticios?

¿Tienes capacidad de improvisación en situaciones difíciles donde sólo tú puedes decidir, o te colapsas fácilmente?

¿Te gusta viajar con mucha comodidad? ¿Eres sibarita? ¿Serías capaz de compartir habitación y dormir con diez personas completamente desconocidas y de diferentes sexos y edades, o no poder ducharte durante más de un día por falta de infraestructuras en la zona?

¡Para responder a las cuestiones anteriores y a las siguientes planteadas, sigue leyendo el libro y te darás cuenta de qué tipo de viaje necesitarás organizar, qué duración tendrá y qué dificultad representará!

Volver

:: ¿Por qué vale la pena un viaje de este tipo?

Vivimos en un entorno globalizado. Cada vez más la oferta laboral demanda personal altamente cualificado, capaz de dominar no solamente varias lenguas sino también aptitudes personales que puedan ser trasmitidas profesionalmente. Hoy en día, está de moda en los departamentos de recursos humanos hablar de liderazgo y de inteligencia emocional; se busca personal cualificado con grandes dotes
comunicativas y de psicología interpersonal en el ámbito internacional; personal capaz de soportar la presión que supone encontrarse en entornos y situaciones cambiantes, y en consecuencia, que requieren una gran capacidad de improvisación. Aquél que es capaz de viajar solo o en compañía de alguien por distintos países durante varios meses, que organiza su agenda y sus itinerarios, que administra sus recursos, y que planta cara con seguridad a situaciones inesperadas,
desarrolla las aptitudes que hoy en día se requieren y, sobre todo, se valoran en el mundo laboral.

Concluiré este apartado con la motivación que creo más importante de todas. Cuando alguien tiene en mente esta intención, ha madurado la idea y sabe que encontrará satisfacción llevándola a cabo, no valen excusas ni adversidades. ¡Hay que luchar por aquello que queremos en la vida y por lo que nos puede hacer felices!

Volver

:: Crisis durante el viaje y tras el regreso

Aunque todo lo expuesto hasta ahora tiene la finalidad de animarte a emprender la aventura, también tengo que decirte que, dependiendo de tu actitud y de cómo te vayan las cosas, habrá momentos de crisis, exentos de toda magia, durante los cuales quizás sentirás la necesidad de abandonar. Me gustaría advertirte de que se trata de instantes completamente normales, que responden a la presión a que estarás sometido: hay que tener en cuenta que estás sacrificando comodidades y que quizás no cuentes con el apoyo emocional necesario para enfrentarte a una etapa como esta. Mi recomendación es esperar unos días para saber si el desánimo es lo suficientemente importante como para dar por finalizado el viaje. Normalmente, y después de compartir con muchos compañeros de trayecto las
experiencias vividas, te puedo decir que estas crisis no suelen durar más de unas horas si realmente estás disfrutando del viaje, si estás superando las expectativas esperadas, y si la idea del proyecto había madurado lo suficiente de antemano.

Aun así, ese es el momento ideal para llamar a la familia o a los amigos y preguntarles cómo les va la vida, a lo que probablemente responderán con algo similar a un “como siempre”. ¡Es entonces cuando te das cuenta de lo aprovechado de tu tiempo y de cómo está siendo de diferente y valioso!

Otras crisis aparecen al regresar al hogar…¡descúbrelas en las páginas del manual!

Volver

::: El billete de la vuelta al mundo :::

Un Round World Ticket (RWT) es un billete de avión cuya característica principal es que permite dar la vuelta al mundo, es decir, contrata una suma de trayectos aéreos hacia diferentes destinaciones que se determinarán dependiendo de las compañías aéreas que participen en el billete. Primero de todo, hay que dejar claro que no siempre los destinos a los cuales queremos ir estarán incluidos o cubiertos por el billete, y además, no siempre estarán disponibles las fechas exactas deseadas. Ahora bien, si compras el billete con antelación, tendrás más posibilidades de éxito. Este billete tiene generalmente unos condicionantes:

-Exige un trayecto trasatlántico y otro a través del Pacífico para hacer efectiva la vuelta.

-Tiene una temporalidad mínima y máxima, que oscila entre los diez días y un año.

-Según la alianza de compañías, hay que viajar en un único sentido (de este a oeste) por los diferentes continentes; aunque, cuando llegues a un continente, según la alianza escogida, podrás viajar en varias direcciones.

-Es aconsejable determinar las destinaciones totales antes de marchar, establecer adónde quieres ir, y definir las fechas. Pese a la exigencia de definir el itinerario y el calendario, es posible realizar cambios una vez iniciada la aventura. En algunos casos puedes incluso reservar sólo el primer tramo y dejar el resto de vuelos
abiertos. Si decidieras hacer cambios, simplemente tendrías que dirigirte a la compañía aérea que cubre el trayecto con la antelación suficiente (en ocasiones tan sólo un día antes) y cambiar la fecha. La reserva del primer vuelo internacional se ha de realizar al menos una semana antes. Si quieres añadir una destinación,
siempre tienes la posibilidad de hacerlo más adelante.

¿Qué ofertas de este tipo de producto puedes encontrar en el mercado?
Entre otras, dispones de las siguientes:

Global Explorer/OneWorld:
www.oneworldalliance.com

Star Alliance:
www.staralliance.com

Sky Team:
www.skyteam.com

Una vez que conoces los productos disponibles en el mercado, el primer interrogante que podrías plantearte es: ¿Dónde puedo comprar un billete de este tipo?
Aunque en internet la información es muy amplia y detallada, las compañías no disponen de servicio de compra en línea por la complejidad de búsqueda de vuelos e itinerarios. Pese a que, en teoría, en cualquier agencia de viajes puedes solicitar este tipo de billetes, la realidad es que la mayoría de agencias convencionales no están acostumbradas a emitir estos billetes, y por tanto, no aconsejan debidamente
por lo que se refiere a las destinaciones más apropiadas.
Dispones de dos opciones: bien ir directamente a las oficinas de reserva de las compañías aéreas, cuyas direcciones puedes encontrar en sus respectivas páginas web, o bien dirigirte a agencias especializadas y con experiencia en la emisión de este tipo de billetes. Si eres una persona aventurera y ninguna de estas opciones te satisface, otra posibilidad es pasar un fin de semana en Londres o Dublín en búsqueda de tu viaje, ya que en las calles principales de estas ciudades encontrarás
un montón de agencias con anuncios de ofertas de Around The World. También podrás comprobar que estas agencias están más acostumbradas a planificar este tipo de vuelos e itinerarios.

Volver

::: El equipaje :::
:: Normas básicas

Las normas básicas de un equipaje que ha de ser transportado principalmente en avión se limitan a las dimensiones, el peso y al contenido, y dependen de la política de la compañía y de las normas de organismos internacionales como la IATA y la OACI.

De esta forma, en clase turista está permitido facturar una maleta de hasta 20 kg, y en clase business, de hasta 32 kg.

En relación con el equipaje de mano, está permitido facturar una bolsa que no exceda de 6 kg y con unas dimensiones aproximadas de 115 cm.

Por razones de seguridad, los objetos cotidianos que podrían ser usados como arma (por ejemplo, tijeras, limas, etc.) no se pueden facturar con el equipaje de mano. Debido a la creciente espiral de violencia relacionada con el terrorismo, cuyo objetivo suele ser a menudo los aviones por constituir un símbolo de identidad nacional, las autoridades de cualquier país, ante la amenaza de un posible atentado, pueden exigir restricciones atípicas como la prohibición
de líquidos en el equipaje de mano y la obligación de llevar sólo lo que ellos consideren estrictamente necesario, por ejemplo el pasaporte, llaves, medicinas, gafas y objetos básicos de higiene personal que únicamente podrán ser introducidos en el avión en bolsas de plástico (el último caso en 2006, en el Reino Unido).

Aun así, lo mejor que puedes hacer es consultar la normativa impresa en el billete para saber qué está permitido llevar en el equipaje. Si por cualquier motivo olvidaras algunos de estos objetos prohibidos en el equipaje de mano, en el control de rayos X (vigila los rodetes fotográficos a la hora de pasarlos por este control) los detectarían. Si los objetos quedan requisados por las autoridades del aeropuerto, según el país puedes cumplimentar un formulario para recuperarlos después.

Volver

:: Recomendaciones sobre el equipaje

-No confíes en otras personas y factura sólo tu equipaje.

-Medidas de prevención: candado o combinaciones numéricas y embalaje del equipaje en el aeropuerto. Sin embargo, todo dependerá de las circunstancias particulares en cada momento, ya que los sistemas de seguridad en los aeropuertos son cada día más restrictivos como consecuencia del incremento de la amenaza terrorista.

-En el equipaje que factures no es recomendable llevar grandes cantidades de dinero, objetos de valor, productos que pueden ser perecederos o caducar fácilmente, u objetos frágiles. Por otra parte, en el equipaje de mano deberías incluir el neceser con artículos de primera necesidad, de higiene y medicamentos, ya que en caso de retraso o pérdida de la maleta facturada, podrías disponer de lo imprescindible para subsistir al menos un día.

-Aunque las limitaciones sobre el contenido del equipaje son diferentes en cada país, así como también su normativa fitosanitaria y de aduanas, lo más práctico en un viaje que va a durar varios meses y que implicará pasar por muchos aeropuertos internacionales es optar por crear tu propio control y ser lo más restrictivo posible.

Las siguientes pautas te proporcionarán cierta tranquilidad a la hora de pasar por la mayoría de controles internacionales, y te evitará generalmente tener que hacer declaraciones. No lleves en la maleta:

-Mercancías que puedan estar sujetas a prohibiciones o restricciones como, por ejemplo, medicinas no estandarizadas, esteroides, armas de fuego o drogas ilícitas
-Más de 1.125 ml de alcohol o 250 cigarrillos
-Cantidades monetarias que superen los 6.000 €
-Cualquier tipo de alimento, tanto seco como fresco, cocinado o empaquetado (por ejemplo, frutos secos)
-Artículos de madera no tratada, plantas, hierbas y semillas
-Animales o partes de ellos (huevos, moluscos, etc.)
-Tierra, arena, etc.
-Artículos considerados peligrosos en el transporte aéreo: aerosoles, corrosivos, inflamables, explosivos (fuegos artificiales, cargadores de armas), radioactivos, gases comprimidos (spray de protección, tanques para bucear)
-Si tienes dudas en relación con el equipaje especial (animales
domésticos, equipamiento deportivo, una silla de ruedas, etc.), consulta previamente a la compañía aérea sobre cómo facturarlo y el coste que puede conllevar.

Ten presente otras recomendaciones (incluidas en el libro, en el capítulo que
habla sobre el equipaje)

Volver

:: ¿Cómo preparar una maleta para estancias de varios meses?

Ahora ya sabes que el peso máximo permitido, independientemente de la medida de la maleta o del tipo de equipaje escogido, es de 20 kg. ¿Qué puedes llevar en una maleta con un peso tan limitado y teniendo en cuenta la diversidad de climas, de transportes, de actividades y de situaciones a las que tendrás que enfrentarte durante un viaje tan largo como el de la vuelta al mundo? Es difícil responder
cuando ni tan siquiera uno mismo sabe con exactitud lo que hará en cada destinación. La clave reside en seleccionar lo más básico en todos los aspectos: colores, tejidos neutros y vestidos.

¿Qué tendrías que incluir? Aunque cada viajero establecerá sus propios criterios, es imprescindible…(¡consulta el libro!)

Volver

:: Trucos para optimizar el espacio y conseguir ir bien vestido

-Ten siempre a mano la guía de viajes, la cámara fotográfica y los objetos más frágiles. Se trata de artículos pesados, pero que conviene llevar aparte del equipaje de mano y así reducir el peso de la maleta principal.

-Escoge ropa ligera que no se arrugue y que no necesite plancha.

-Llevar sólo lo básico implica dejar a un lado los pequeños electrodomésticos
(planchas, secadores de pelo, etc.). Ten presente que, según el artículo y el lugar adonde vayas, tendrás que declararlo en la aduana.

-Cierra las cremalleras y los botones a la hora de plegar la ropa.

-No pongas nunca en el neceser frascos de jabón o similares, ya que pesan bastante. Lleva contigo tan sólo aquello que es esencial. Ten presente que estos productos los podrás encontrar fácilmente en todas las destinaciones.

-Coloca los objetos más pesados en el fondo de la maleta.

-Pliega la ropa y después enróllala sobre sí misma.

-Cuando la maleta ya está hecha, puede ser una buena idea recurrir a las grandes básculas de los mercados o de las estaciones de autobuses, para pesarla y asegurarse de que no excede del peso limite. También es importante saber cuánto
pesa la maleta antes de llenarla. Ten en cuenta que, por ejemplo, las maletas rígidas o semirrígidas ya pesan de por sí como mínimo unos 4 kg.

-Souvenirs: es inevitable ir comprándolos, lo que significa que la maleta va aumentando de peso. Para evitar la acumulación de peso a lo largo del viaje, envía estas compras desde donde te encuentres por correspondencia pública. Si el peso del envío no excede los 5 kg., no resultará demasiado caro. Además, como la recepción del envío no corre prisa, siempre se puede escoger la vía marítima, que es más económica que facturar el sobrepeso en el avión.

-En caso de transportar las compras en la maleta, intenta no poner grandes
cantidades del mismo producto, ya que pueden pensar que tiene finalidades
comerciales, y si la revisaran, podrías tener problemas para justificar la compra masiva de una determinada mercadería.

-Más recomendaciones en el libro…

Volver

::: Cómo gestionar el dinero :::
:: Técnicas para ahorrar y controlar el gasto

Una vuelta al mundo, sobre todo si eliges la opción de no trabajar durante ese período de tiempo, te exigirá ser capaz de gestionar el dinero ahorrado con la dificultad de no controlar los precios y los mercados internacionales y de no conocer con precisión todas las actividades que acabarás realizando. Podrías pensar que el gasto principal es el billete, pero la realidad es que sólo representa una parte muy pequeña de lo que puede llegar a suponer la inversión total, ya que tienes que tener en cuenta aspectos como la manutención diaria, el alojamiento, la alimentación, los desplazamientos internos, la comunicación, etc.

Después de elaborar el itinerario y de plantearte qué comodidades quieres para tu viaje, el paso siguiente consiste en informarte de los precios medios de bienes y servicios de primera necesidad en los diferentes países que visitarás. Por ejemplo, te conviene saber cuál es el precio de una noche en un albergue o qué precio puede tener la comida y el transporte interno del lugar adonde irás. Con esta información aproximada (al fin y al cabo, en diferentes ciudades de un mismo país o dentro de la misma ciudad te encontrarás con precios distintos), podrás hacer el cálculo medio y saber cuánto te puede llegar a costar la vida diaria. Por lo tanto, la fórmula sería obtener el total de gastos y dividirlo por los días de estancia, incluyendo los billetes y extras de las visitas que te puedan interesar.

Volver

:: Trucos para no gastar innecesariamente

-Evita hacer compras y comer en zonas especialmente turísticas y céntricas, donde es bien sabido que los precios se encarecen notablemente por la influencia del turismo masivo.

-Por el mismo motivo, evita también comprar y comer en los aeropuertos.

-Durante la semana, intenta ir el menor número de veces posible a un cajero automático para sacar dinero, ya que si vas muy a menudo, tendrás que pagar más comisiones, correrás más riesgo de ser atracado, y serás menos consciente de cuánto te has gastado.

-Parte de la premisa de que en algunos países te será muy útil aprender a regatear, y por tanto, también tendrás que aprender a controlar la emoción cuando te interese comprar un objeto. Comparar precios te ayudará a tener una referencia para saber si aquello que quieres comprar está por encima de su valor, y te proporcionará más herramientas para negociar.

-Ten presente que, un día antes de viajar hacia otro país, tendrás que ajustar la moneda y los gastos, de forma que cuando llegues al aeropuerto al día siguiente no te sobre ninguna moneda o billete de la divisa del país que dejas atrás. No tener
que volver a cambiar la moneda te permitirá ahorrar la correspondiente comisión. Si la cantidad de dinero sobrante no es muy elevada, también podrías gastarlo en el supermercado del aeropuerto para comprar aquello que necesitarás para el
siguiente destino.

-No sólo es interesante conocer a priori los tipos de cambio de cada país, sino que también te conviene hacer un seguimiento de su evolución durante el viaje. Ya sea en internet o en la prensa escrita, revisa la conversión y ajústate al nuevo cálculo. Así, no tendrás sorpresas con las depreciaciones de la moneda.

-Aunque viajes solo, es aconsejable contratar tours en grupo. En muchos albergues y centros dispondrás de tablones de anuncios de gente interesada en compartir un itinerario y dividir los gastos de gasolina o del alquiler de un vehículo. Compartir o ir en grupo también puede ser interesante cuando busques alojamiento, ya que es más económico compartir que ir por libre.

-Date la oportunidad de conocer a alguien autóctono, ya que es una buena forma de visitar la ciudad y enterarte de los lugares de moda a precios económicos. El hecho de ir acompañado por personas locales es también una buena forma de evitar que te apliquen precios de turista, que siempre acostumbran a ser más elevados que los reales.

-Otra forma de ahorrar y de evitar las compras compulsivas ante la ilusión de encontrarte en países exóticos y rodeado de multitud de cosas que no habías visto nunca, consiste en practicar el ejercicio de las partidas presupuestarias: se trata de hacer el esfuerzo de establecer un precio anticipado a aquello que quieres comprar, y definir la cantidad que estarías dispuesto a pagar para conseguirlo. No hace falta decir que si la diferencia es desproporcionada respecto a lo que habías pensado inicialmente, no deberías comprarlo.

-Cuando cambies dinero en las casas de cambio, no hagas caso de los anuncios que dicen no comission. Calcula siempre el importe que recibes de la moneda en cuestión después de la transacción, y ten presente que si no ganan con el margen de comisión, lo hacen reduciendo el valor de la divisa en las operaciones de compraventa.

- Más trucos en el libro…

Volver

::: Salud :::
:: Cúrate en salud

Cuando te dispones a realizar un viaje alrededor del mundo durante varios meses, hay tres temas imprescindibles que has de tener atados: los visados de entrada y de residencia, el dinero y las tarjetas de crédito, y un buen seguro médico de salud.

Con la salud no se juega, a lo que yo personalmente añadiría que, para que una vuelta al mundo sea saludable y tenga la mejor garantía de éxito, necesitarás un buen seguro de viaje. Has de tener presente que, frente a problemas de salud o ante un accidente, en determinados países con un sistema sociosanitario diferente al nuestro, el coste de atención médica puede ser exageradamente elevado, y en muchas ocasiones, puede resultar imprescindible el traslado de un familiar al país donde te encuentres. Curarte en salud mediante la contratación de este servicio, te proporcionará tranquilidad emocional y económica.

Volver

:: Seguros para la vuelta al mundo

La mayoría de los productos que ofrecen los seguros de viaje dividen la garantía en diferentes apartados:

-Gastos médicos hospitalarios tanto de farmacia como de ingreso, de traslado en ambulancia y, en ocasiones, algunos tratamientos dentales.
-Cobertura de muerte por accidente.
-Traslado de los restos mortales.
-Invalidez permanente a consecuencia de un accidente.
-Gastos de viaje adicionales: servicio a familiares o gastos por circunstancias imprevistas de salud.
-Equipaje: pérdida o daño.
-Responsabilidad civil: gastos relacionados con aspectos de defensa por daños corporales o de la propiedad.

El precio del seguro depende de la temporalidad. Normalmente se calcula por semanas o meses, y según las destinaciones: desde un país o continente hasta la vuelta al mundo (que cubre todos los rincones del globo). Si quieres improvisar y aún no sabes cuándo volverás o adónde irás, lo mejor es cubrir el máximo de tiempo y lugares posibles, ya que el precio casi no cambia.

En este tipo de seguros, puede ser que tengas a tu disposición algunas coberturas extra que quizás valga la pena añadir. Una de éstas es la de deportes de riesgo, por la que tendrás que pagar un poco más para que te cubra si sufres un accidente practicando alguna actividad considerada de riesgo.

¿Qué pasos tienes que seguir para contratarlos? Consulta la página de www.iatiseguros.com

Clica en el logo para contratarlos

Volver

:: Recomendaciones saludables

-En primer lugar, es recomendable una visita previa al médicode cabecera para una revisión. Piensa que estarás mucho tiempo fuera y que quizás sea todavía menos agradable un análisis de sangre en un país extranjero. Si realizas este control de antemano y todo esta correcto, marcharás de viaje más tranquilo. Es importante también actualizar las vacunas si te queda alguna pendiente.

-Programa con antelación los aspectos sanitarios del viaje.

-Evita el síndrome de la clase turista con el movimiento de piernas y brazos para hacer circular la sangre. En relación con el jetlag, te recomiendo dormir bien antes de empezar el viaje, no tomar alcohol o cafeína, beber mucha agua, llevar ropa cómoda en el avión y hacer ejercicio durante el viaje. Para ajustarte mejor a la nueva franja horaria es aconsejable que cambies la hora cuando entres en el avión, y que sigas tu rutina conforme al nuevo horario de destino para adaptarte lo más rápido posible. Sigue el nuevo hábito de tiempo para ir a dormir, ingiere
alimentos ligeros, y al llegar al nuevo país, intenta estar al aire libre con luz natural para regular tus biorritmos.

-Las normas de alimentación más seguras incluyen evitar ingerir verduras crudas e intentar comer carne y pescado bien cocinados; consumir la fruta pelada; intentar prescindir de helados y cubitos de hielo; no abusar de los alimentos picantes y de las bebidas con alta graduación de alcohol; así como procurar no beber agua del grifo, ya que en cada país tienen sus propias normas sanitarias y unos componentes minerales distintos a los que el organismo está acostumbrado, lo que te puede provocar problemas gastrointestinales.

-También es recomendable que te pongas al día sobre las patologías más comunes que puede sufrir un viajero, y sobre cómo afrontarlas. Saber preparar un suero oral en caso de deshidratación o tratar en primera instancia una insolación puede ser de gran utilidad.

-En caso de fiebre alta o de cualquier otro síntoma durante el viaje o hasta doce meses después de haberlo finalizado, informa al médico del itinerario que seguiste.

-Actúa con prudencia ante los animales tanto domésticos como salvajes, ya que pueden transmitir algunas enfermedades o ser violentos.

-Es también recomendable que airees las sábanas antes de meterte en la cama, y que revises los zapatos antes de ponértelos, ya que podría haberse introducido algún animal durante la noche sin que te des cuenta.

Estos hábitos los asimilarás con la experiencia y te ayudarán a no correr riesgos sanitarios innecesarios. No está de más que hagas una lectura para repasarlos, y con más razón si tienes en cuenta que visitarás diversos países con características diferentes. En la página oficial del Ministerio de Sanidad y Consumo puedes consultar estas recomendaciones en el apartado dedicado a la persona que quiere
viajar: www.msc.es

Volver

::: El alojamiento :::
:: Tipos de alojamiento

En cualquier tipo de viaje, las opciones de alojamiento son siempre muy diversas: desde hoteles de lujo hasta albergues, moteles o campings con precios más ajustados.

La opción del camping o del motel es buena, pero en el primero necesitas disponer de tienda y de cierto material que, cuando se va a viajar durante varios meses, hay que estar dispuesto a cargar, mientras que en el segundo, al estar situados a las afueras de la ciudad, hay que calcular los desplazamientos hasta el centro.

Los Youth Hostel, como se denominan en inglés, no sólo son céntricos y de fácil reserva, sino que también son los que ofrecen más posibilidades de encontrar cama, incluso sin haber reservado con antelación.

Si sabes qué itinerario seguirás y cuántos días estarás en una cuidad, puedes reservar por internet el albergue en cuestión. Hay muchas páginas que ofrecen amplia información sobre hostales. Webs como www.hostelworld.com o www.youthostel.com, son muy adecuadas para encontrar este tipo de alojamiento; e incluso puedes consultar en cualquier buscador si introduces la palabra “youth hostel” seguida de la ciudad que te interesa. Si dispones de suficiente tiempo, considera internet como la mejor opción para la búsqueda de alojamiento, ya que suelen incluir fotografías del lugar, mapas de ubicación, servicios y también puedes reservar inmediatamente en línea.

Volver

:: Recomendaciones para buscar un buen Youth Hostel

-Con el carné de alberguista te aplicarán interesantes descuentos sobre el precio de estadía en los albergues con el símbolo de afiliación al Internacional Youth Hostel. Por lo tanto, fíjate si el albergue tiene el símbolo a la vista.

-Siempre que sea posible, consulta la página oficial del hostal para ver sus fotos y no encontrarte después con sorpresas.

-Si están incluidas fotografías de las habitaciones, aún mejor, puesto que es la imagen que más nos interesa, ¡mucho más que la de la recepción o la fachada! En muchos hostales también muestran un índice de evaluación de la satisfacción de
sus clientes a partir de indicadores como la seguridad, la higiene, la atención del personal, etc. Es también recomendable echar un vistazo a estas estadísticas.

-Consulta los servicios extra, como por ejemplo si incluyen el desayuno.

-Servicio de cocina: si llegas con tiempo al hostal, antes de reservar haz una visita a la cocina y a los dormitorios. Interesa ver los utensilios y las neveras que tendremos a nuestra disposición en caso de cocinar. También conviene hacer una visita a los dormitorios para saber cómo dormirás.

-¿Las taquillas para guardar el equipaje están incluidas en el precio o se cobran aparte?

-¿Hay agencias de viaje o servicios de tours en el mismo albergue?
-¿Hay piscina? No parece imprescindible, pero en lugares calurosos, se agradece, ¡y además es una buena forma de dinamizar tus relaciones sociales! Lo mismo es aplicable a los bares.

-¿El baño es para compartir con toda la planta o esta en la habitación?

-Comprueba si tienen una bolsa de trabajo propia. Esto puede ser interesante si tienes la intención de trabajar en la ciudad durante tu estancia.

-Pregunta si se organizan fiestas, barbacoas, etc., ya que, por ejemplo, en Navidad agradecerás poder compartir la celebración de las fiestas más señaladas.

-¿Proporcionan sábanas?

-¿Las habitaciones tienen aire acondicionado y calefacción?

-¿Hay servicio de tintorería?

-Si reservas el hostal por internet en algún locutorio, comprueba que dispongan de impresora, ya que es recomendable imprimir la página de confirmación.

Volver

:: ¿Cómo sobrevivir compartiendo habitacióncon varias personas durante un año?

-No cuesta nada llevar en la maleta tapones de cera, visera para losojos y un saco-sábana fino. Te asegurará noches más confortables.

-Si compartes habitación, te convendrá situarte lejos de la puerta, ya que éste es el lugar más sensible al ruido, a las idas y venidas constantes de la gente, y a la luz del pasillo.

-Si puedes elegir cama, opta por una ubicación lejos del foco de iluminación, sobre todo si es un aplique de pared. Aunque a partir de una hora prudente la mayoría de compañeros deberían entender que no se tiene que encender la luz, siempre hay quien a las tres de la mañana lo hace. Si lo tienes justo al lado, la probabilidad que te despiertes es grande.

-Estudia el espacio: independientemente del lugar que prefieras para dormir, ¿te quedará espacio para dejar la maleta? ¿Dónde está la taquilla? ¿Hay enchufes alrededor para cargar cámaras fotográficas, de vídeo o móviles?

-Sigue leyendo más consejos en el libro…

Volver

::: La información :::
:: Conocer los países que vas a visitar

Aunque las guías son muy útiles, no conviene que te conformes sólo con esta fuente de información. La mejor manera de conocer un país es integrándote y mezclándote con la gente del lugar, ya que son los que sabrán decirte realmente adónde ir, qué zonas son seguras o qué hay que hacer.

Si tienes la suerte de dominar su idioma y conoces sus costumbres, ya tienes mucho ganado. Piensa que las guías siempre son una pauta para empezar a moverte en un entorno desconocido, pero tampoco hay que llegar a confiar en toda la información leída. Lo más provechoso para un viajero es el sentido común, las experiencias vividas en anteriores viajes y mucha psicología. Es así como desarrollarás ciertas capacidades que te ayudarán a obtener mejores resultados en determinadas situaciones.

Es así como, en muchas ocasiones, no sólo se tiene que estudiar aquello que se sabe, sino también lo que se puede llegar a intuir sin saber. Con el tema de la seguridad pasa algo semejante: aunque las guías advierten de las zonas donde es mejor no tentar a la suerte y de los horarios peligrosos, añade un montón de sentido común de cosecha propia y una actitud defensiva que te ayudará a sentirte más seguro. Aunque siempre puedes contar con el factor suerte, lee los consejos del libro para evitar situaciones de riesgo.

Volver